OMEPRAZOL


Principio(s) Activo(s)

Omeprazol 20 mg Cápsulas con microgránulos entéricos. - E.F.G.27.785/16

Código ATC

A02BC.01

Grupo Farmacológico

Agentes contra la úlcera péptica y el reflujo gastroesofágico.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Vía oral.

 

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

Farmacodinamia

El omeprazol es un derivado benzimidazólico sustituido, con propiedades antisecretoras de ácido gástrico.

 

Se une covalentemente a la enzima H+/K+ ATPasa (bomba de protones) ubicada en la superficie secretora de la célula parietal gástrica e inhibe su actividad, bloqueando la fase final del proceso de síntesis y secreción de ácido clorhídrico. Como dicha unión a la H+/K+ ATPasa es irreversible, debe sintetizarse una nueva enzima que substituya a la inactivada para restituir la función secretora, lo cual resulta en un efecto prolongado.

 

El efecto es dosis dependiente y resulta en la inhibición (hasta en un 75-95%) de la secreción ácida estomacal tanto basal como estimulada, independientemente el estímulo (colinérgico, histaminérgico o gastrinérgico).

 

Farmacocinética

Luego de su administración oral se absorbe sólo en un 30-40% como fármaco intacto debido a un intenso efecto metabólico de primer paso. Con la dosificación continua la absorción aumenta a 60%.

 

Los alimentos reducen su biodisponibilidad. Genera concentraciones plasmáticas pico a las 1-2 horas y un inicio de efecto apreciable a los 60 minutos que se hace máximo a las 2 horas y persiste por aproximadamente 3 días. Luego de iniciada la terapia alcanza su estado estable al cuarto día.

 

Exhibe un volumen de distribución aparente de 0.30 L/kg y una unión a proteínas plasmáticas de 97%. Se distribuye en la leche materna y cruza la barrera placentaria.

 

Es metabolizado casi en un 100% en el hígado por las enzimas CYP2C19 y CYP3A4 del sistema citocromo P-450 a, por lo menos, 6 productos farmacológicamente inactivos que se excretan en un 77-80% por la orina y el resto por vía biliar.

 

Aunque su vida media de eliminación plasmática del omeprazol es de 30-60 minutos, su efecto supresor de la secreción gástrica se mantiene hasta por 3-5 días después de suspender el tratamiento, debido a su unión irreversible a la enzima H+/K+ ATPasa en las células parietales. En pacientes con insuficiencia renal la farmacocinética del omeprazol no se altera; pero en sujetos con insuficiencia hepática y en ancianos su metabolismo se enlentece, aumenta su biodisponibilidad y se prolonga su vida media de eliminación hasta por 3 horas.

 

Información pre-clínica sobre seguridad

En las evaluaciones de potencial mutagénico el omeprazol arrojó resultados negativos con el test de Ames, pero positivos con el ensayo in vitro de aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos, al igual que con la prueba in vivo de aberraciones cromosómicas en células de médula ósea de ratón y con la prueba in vivo de micronúcleos de ratón.

 

En ensayos de carcinogenicidad en ratas con omeprazol por 52 semanas se observaron astrocitomas en algunos animales; y en estudios a 24 meses se registraron tumores gástricos carcinoides fatales e hiperplasia de células enterocromafines.

 

En los ensayos de reproducción en ratas y conejos con dosis de omeprazol hasta 56 veces superiores a las usuales en humanos no se observaron efectos teratogénicos, pero sí se evidenció letalidad embrio-fetal, pérdida del embarazo y toxicidad postnatal en las crías.

 

INDICACIONES

Tratamiento de úlceras gástricas y duodenales, esofagitis por reflujo, síndrome de Zollinger-Ellison y toda patología asociada a hipersecreción gástrica.

 

Tratamiento de lesiones gastroduodenales producidas por antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

 

POSOLOGÍA

Dosis

Las dosis señaladas a continuación corresponden sólo a pacientes adultos.

 

Úlcera gástrica, úlcera duodenal y esofagitis por reflujo

20 mg una vez al día por 4 semanas. En pacientes refractarios a otros tratamientos: 40 mg una vez al día por 4 semanas (en úlcera duodenal) o por 8 semanas (en úlcera gástrica y esofagitis por reflujo).

 

Lesiones gastroduodenales producidas por antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

20-40 mg una vez al día por 4 semanas.

 

Síndrome de Zollinger-Ellison

Dosis inicial de 60 mg una vez al día.

 

Dosis máxima diaria

Las dosis recomendadas. El uso de dosis mayores no genera beneficio adicional alguno desde el punto de vista terapéutico y, por el contrario, podría ocasionar eventos adversos.

 

Dosis en pacientes especiales

Insuficiencia renal:

No se requieren ajustes de dosificación.

 

Insuficiencia hepática:

Se recomienda reducir la dosificación diaria a 10 o 20 mg.

Ancianos:

No se requieren ajustes de dosificación.

 

MODO DE EMPLEO O FORMA DE ADMINISTRACIÓN

Administrar por vía oral con agua, preferiblemente en las mañanas, 1 hora antes del desayuno. En pacientes con dificultad para deglutir formas sólidas, se puede, vaciar su contenido en medio vaso de agua o jugo de fruta ligeramente ácido (jugo de naranja, o de manzana) y beber de inmediato o dentro de los 30 minutos siguientes a la preparación de la mezcla. Si quedasen residuos en las paredes del vaso, añadir más agua o jugo para enjuagar y beber de inmediato. No triturar ni masticar los gránulos.

 

ADVERTENCIAS

En presencia de manifestaciones que incluyan: pérdida de peso, vómitos recurrentes, disfagia, hematemesis o melena, y ante la sospecha o certeza de úlcera gástrica, deberá descartarse la posibilidad de un proceso maligno antes de iniciar un tratamiento con omeprazol, dado que éste podría aliviar los síntomas y retrasar el diagnóstico precoz.

 

El uso de inhibidores de la bomba de protones en dosis elevadas y/o por tiempo prolongado se ha asociado a un incremento (10-40%) en la incidencia de fracturas en cadera, muñeca y columna vertebral, particularmente en mayores de 50 años y/o en pacientes con factores de riesgo (por ejemplo: osteoporosis).

 

En algunos pacientes sometidos a tratamiento con inhibidores de la bomba de protones se han reportado casos severos de hipomagnesemia con manifestaciones de fatiga, tetania, delirio, convulsiones, mareos y arritmias ventriculares que aparecen de forma insidiosa y podrían pasar desapercibidos. Por lo tanto, para pacientes con terapias prolongadas o que toman omeprazol con digoxina o fármacos que pudiesen producir hipomagnesemia (por ejemplo: diuréticos), se debe valorar la determinación de los niveles de magnesio antes de iniciar el tratamiento y periódicamente durante el mismo.

 

La reducción de la acidez gástrica por períodos prolongados puede favorecer el sobrecrecimiento de bacterias habituales del tracto gastrointestinal y dar lugar a infecciones por Campylobacter, Salmonella o Clostridium. Por lo tanto, si durante el tratamiento se presenta diarrea persistente, dolor abdominal y fiebre, se debe considerar tal posibilidad.

 

En pacientes con insuficiencia hepática se incrementan substancialmente la concentración plasmática y el tiempo de vida media de eliminación del omeprazol, por lo que podría ser necesario en ellos ajustar la dosificación. Se han recomendado reducciones de la dosis diarias a 10 ó 20 mg.

 

Los tratamientos prolongados con inhibidores de la bomba de protones pueden reducir la absorción gastrointestinal de cianocobalamina (vitamina B12) como consecuencia de la hipoclorhidria sostenida.

 

PRECAUCIONES

Usar con precaución en pacientes con insuficiencia hepática, osteoporosis y en ancianos.

 

Embarazo

Dado que en ensayos experimentales con omeprazol se ha evidenciado daño fetal y que no existen estudios clínicos adecuados que demuestren su seguridad en mujeres embarazadas, su empleo en tales circunstancias debe limitarse a situaciones de estricta necesidad, en las que los beneficios del tratamiento a la madre superen claramente los riesgos potenciales sobre el feto.

 

No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia a menos que a criterio médico el balance riesgo beneficio sea favorable

 

Lactancia

Dado que se ha demostrado que el omeprazol se distribuye en la leche materna y que no se conoce la seguridad de su uso durante la lactancia, se deberá decidir entre descontinuar la medicación o el amamantamiento sopesando los beneficios a la madre derivados de la terapia y los riesgos que supone para el niño la suspensión temporal o definitiva de la lactancia. En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase la lactancia mientras dure el tratamiento.

 

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad al omeprazol o a otros benzimidazoles sustituidos (esomeprazol, pantoprazol, lansoprazol o rabeprazol) y a los constituyentes de la formulación.

REACCIONES ADVERSAS

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático

Leucopenia; trombocitopenia. Agranulocitosis; pancitopenia.

Trastornos gastrointestinales

Dolor abdominal; estreñimiento; diarrea; flatulencia; nauseas; vómitos. Sequedad de la mucosa oral; estomatitis; candidiasis gastrointestinal. Pancreatitis; anorexia; heces descoloridas.

Trastornos hepato-biliares

Aumento de las enzimas hepáticas. Hepatitis con o sin ictericia. Insuficiencia hepática; encefalopatía (en pacientes con enfermedad hepática pre-existente); necrosis hepática.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Hiponatremia. Hipomagnesemia; ganancia de peso; hiperglicemia.

Trastornos renales y urinarios

Nefritis intersticial. Hematuria; proteinuria; elevación de la creatinina sérica; infección del tracto urinario; glicosuria; frecuencia urinaria; dolor testicular.

Trastornos cardiovasculares

Edema periférico. Angina; taquicardia; bradicardia; palpitaciones; presión arterial elevada.

Trastornos del sistema nervioso

Cefalea. Mareos; parestesia; somnolencia; insomnio. Alteración del gusto; agitación; confusión; depresión. Agresividad; alucinaciones. Trastornos del sueño; temblor; apatía; ansiedad.

Trastornos respiratorios

Broncoespasmo. Epistaxis; infecciones del tracto respiratorio superior.

Trastornos músculo-esqueléticos

Fractura de cadera, muñeca y columna vertebral. Artralgias; mialgia. Debilidad muscular; calambres

Trastornos del oído y laberinto

Vértigo. Tinitus.

Trastornos oculares

Visión borrosa. Neuropatía isquémica óptica anterior; neuritis óptica, síndrome de ojo seco; irritación ocular; visión doble.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama

Ginecomastia.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Dermatitis; prurito; exantema; urticaria. Alopecia; fotosensibilidad. Eritema multiforme; necrólisis epidérmica tóxica; síndrome de Stevens- Johnson.

Trastornos del sistema inmunológico

Reacciones de hipersensibilidad, como: angioedema; fiebre, fatiga y shock anafiláctico.

Trastornos generales

Malestar general. Hiperhidrosis.

 

INTERACCIONES

Con medicamentos, alimentos y bebidas

Principios activos con absorción gastrointestinal pH-dependiente:

La disminución de la acidez gástrica durante el tratamiento con omeprazol puede aumentar o disminuir la biodisponibilidad de fármacos cuya absorción requiere de un pH ácido. Se han documentado reducciones en la absorción de ésteres de ampicilina, erlotinib, ketoconazol, itraconazol, cianocobalamina (vitamina B12), sales de hierro y micofenolato de mofetilo.

 

Digoxina:

El omeprazol puede aumentar la biodisponibilidad de la digoxina en un 10-20% y los riesgos de toxicidad digitálica. Se postula que ello podría ser debido al incremento de su biodisponibilidad por el aumento de pH gástrico generado por el omeprazol.

 

Antirretrovirales:

El uso concomitante de inhibidores de la bomba de protones e indinavir, atazanavir o nelfinavir puede generar una disminución substancial de la concentración plasmática de los antirretrovirales, comprometer su eficacia terapéutica y/o dar lugar al desarrollo de resistencia. El omeprazol puede incrementar los niveles séricos de saquinavir y los riesgos de toxicidad. El origen de estas interacciones podría ser la modificación del pH gástrico y consecuente alteración de la absorción de los antirretrovirales o un efecto mediado por enzimas hepáticas.

 

Fármacos metabolizados por CYP2C19:

El omeprazol compromete la actividad de la isoenzima CYP2C19 y, por lo tanto, puede incrementar los niveles plasmáticos y el consecuente riesgo de toxicidad de fármacos que son metabolizados por dicha enzima, como: diazepam, cilostazol, fenitoína y warfarina.

 

Clopidogrel:

El omeprazol compromete a la isoenzima CYP2C19 e impide la conversión del clopidogrel en su metabolito activo, disminuyendo así su eficacia antiagregante plaquetaria y aumentando el riesgo de trombosis.

 

Ciclosporina:

El omeprazol puede incrementar hasta en 150% los niveles séricos de la ciclosporina por inhibición de las enzimas implicadas en su metabolismo hepático, lo cual puede conducir a nefrotoxicidad. Podría resultar necesario sustituir el omeprazol por otro antiulceroso o disminuir la dosis de ciclosporina a la mitad.

 

Clozapina:

El omeprazol aumenta las concentraciones plasmáticas de clozapina hasta 3-4 veces por encima de lo que cabe esperar con dosis terapéuticas. Se han descrito crisis convulsivas asociadas a dicha interacción.

 

Aunque se desconoce el mecanismo, se presume la inhibición del metabolismo hepático de la clozapina por el omeprazol.

 

Tacrolimus:

El omeprazol puede aumentar la concentración sérica de tacrolimus por inhibición de las enzimas implicadas en su metabolismo hepático.

 

Metotrexato:

El omeprazol podría aumentar las concentraciones séricas de metotrexato y de su metabolito activo, incrementado el riesgo de toxicidad. Se postula que dicho efecto es debido a la inhibición de la bomba de protones renal implicada en la secreción del metotrexato y consecuente disminución de su excreción urinaria.

 

Fluconazol:

El omeprazol puede aumentar la concentración sérica de fluconazol por inhibición de las enzimas implicadas en su metabolismo hepático.

 

Inductores enzimáticos de CYP2C19 y CYP3A4

Como la rifampicina, el gingko biloba y la hierba de San Juan pueden disminuir las concentraciones séricas de omeprazol al aumentar su metabolismo.

 

Inhibidores enzimáticos de CYP2C19 y CYP3A4

Como la claritromicina y el voriconazol pueden aumentar las concentraciones séricas de omeprazol al disminuir su metabolismo. En pacientes con insuficiencia hepática podría resultar necesario reducir la dosificación del omeprazol.

 

Interferencia con pruebas de laboratorio

La reducción de la acidez gástrica provocada por el omeprazol aumenta las concentraciones séricas de cromogranina A (CgA), lo que puede producir resultados falsos positivos en las investigaciones de diagnóstico para tumores neuroendócrinos.

 

En individuos que reciben tratamiento con inhibidores de la bomba de protones se han reportado falsos positivos en las pruebas de determinación urinaria de tetrahidrocannabinol.

 

SOBREDOSIS

Signos y síntomas

Se han descrito casos de sobredosificación con hasta 2.400 mg de omeprazol (120 veces la dosis usual recomendada) sin consecuencias graves. Los reportes refieren náuseas, vómitos, taquicardia, sudoración, boca seca, visión borrosa, mareo, dolor abdominal, cefaleas, apatía, depresión y confusión.

 

Tratamiento

El tratamiento es sintomático y de soporte. Dada su elevada unión a proteínas plasmáticas (97%), el fármaco no es dializable.

Boletín de Noticias

Calox International primer laboratorio de Genéricos en Venezuela.
Trabajamos siempre en brindar un amplio portafolio de productos de diversas líneas terapéuticas.
Para mantenerse al tanto sobre nuestros productos por favor coloque su correo electrónico: