LANSOPRAZOL


Principio(s) Activo(s)

Lansoprazol 30 mg Cápsulas - E.F.G.28.874/15

Código ATC

A02BC03

Grupo Farmacológico

Inhibidores de la bomba de protones.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Vía oral.

 

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

Farmacodinamia

Lansoprazol es un inhibidor de la bomba de protones gástrica. Inhibe la etapa final de la formación de ácidos gástricos mediante la inhibición de la actividad de la H+/K+ ATPasa de las células parietales del estómago. Esta inhibición es dependiente de la dosis y reversible, y el efecto se aplica a la secreción tanto basal como estimulada de ácidos gástricos. Lansoprazol se concentra en las células parietales y se vuelve activo en su ambiente ácido, donde reacciona con el grupo sulfhidrilo de la H+/K+ATPasa, produciendo la inhibición de la actividad enzimática.

 

Farmacocinética

Lansoprazol es un racemato de dos enantiómeros activos que se biotransforman en la forma activa en el ambiente ácido de las células parietales. Dado que lansoprazol se inactiva rápidamente por los ácidos gástricos, se administra por vía oral en forma de gránulos con cubierta gastrorresistente entérica para una mayor absorción sistémica.

 

Absorción

Lansoprazol muestra una elevada biodisponibilidad (80–90%) con una sola dosis. La concentración plasmática máxima se alcanza en 1,5 a 2,0 horas. La ingestión de alimentos retrasa la tasa de absorción de lansoprazol y reduce la biodisponibilidad aproximadamente en un 50%. La unión a proteínas plasmáticas es del 97%.

 

Los estudios han demostrado que los gránulos procedentes de cápsulas abiertas proporcionan una AUC equivalente a la de las cápsulas intactas siempre que los gránulos se suspendan en una pequeña cantidad de zumo de naranja, de manzana o de tomate, se mezclen con una cucharada sopera de puré de manzana o de pera, o se espolvoreen sobre una cucharada sopera de yogurt, pudín o requesón. Se ha mostrado una AUC equivalente para gránulos suspendidos en zumo de manzana y administrados mediante sonda nasogástrica.

 

Metabolismo o Biotransformación

Lansoprazol es ampliamente metabolizado por el hígado y los metabolitos se excretan por las vías renal y biliar. El metabolismo de lansoprazol es catalizado principalmente por la enzima CYP2C19. La enzima CYP3A4 también contribuye al metabolismo. La semivida de eliminación está comprendida entre 1 y 2 horas tras la administración de dosis únicas o múltiples en voluntarios sanos. No hay indicios de su acumulación tras dosis múltiples en voluntarios sanos.

Los principales metabolitos de lansoprazol identificados en el plasma son derivados sulfona, sulfuro y 5-hidroxilados. Estos metabolitos carecen de actividad antisecretora apreciable.

 

Un estudio con lansoprazol radiomarcado con Carbono 14 indicó que aproximadamente un tercio de la radiación administrada se excretó en la orina y dos tercios se recuperaron en las heces.

 

Farmacocinética en pacientes ancianos

El aclaramiento de lansoprazol se ve disminuido en ancianos, con un aumento de la semivida de eliminación de aproximadamente un 50–100%. La concentración plasmática máxima no aumentó en ancianos.

 

Farmacocinética en pacientes pediátricos

La evaluación de la farmacocinética en niños con edades comprendidas entre 1 y 17 años mostró una exposición parecida a la de los adultos a dosis de 15 mg para los niños con un peso inferior a los 30 Kg y de 30 mg para los niños con un peso superior.

 

El estudio de una dosis de 17 mg/m2 de superficie corporal o 1 mg/Kg de peso corporal también resultó en una exposición comparable de lansoprazol en niños de 2–3 meses hasta un año de edad en comparación con los adultos.

 

En lactantes de menos de 2–3 meses de edad se ha observado una exposición más alta a lansoprazol en comparación con los adultos a dosis de 1,0 mg/Kg y 0,5 mg/Kg de peso corporal administradas en forma de dosis única.

 

Farmacocinética en pacientes con insuficiencia hepática

La exposición de lansoprazol se dobla en pacientes con insuficiencia hepática leve y aumenta mucho más en pacientes con insuficiencia hepática moderada y grave.

 

Metabolizadores deficientes de CYP2C19

La CYP2C19 está sujeta a un polimorfismo genético; el 2–6% de la población, llamados metabolizadores deficientes, son homocigotos para un alelo mutante de CYP2C19 y, por lo tanto, carecen de una enzima CYP2C19 funcional. La exposición de lansoprazol es varias veces más alta en los metabolizadotes deficientes que en los metabolizadores rápidos.

 

Datos preclínicos sobre seguridad

Los datos de los estudios preclínicos no muestran riesgos especiales para los seres humanos según los estudios convencionales de seguridad farmacológica, toxicidad a dosis repetidas, toxicidad sobre la reproducción o genotoxicidad.

 

En dos estudios de carcinogenia en ratas, lansoprazol produjo una hiperplasia, relacionada con la dosis, de las células ECL gástricas y tumores carcinoides de las células ECL asociados a hipergastrinemia, debido a la inhibición de la secreción de ácido.

 

También se observó metaplasia intestinal, así como hiperplasia de las células de Leydig y tumores benignos de las células de Leydig. Después de 18 meses de tratamiento se produjo atrofia retiniana. Esto no se observó en monos, perros ni ratones.

En estudios de carcinogenia en ratones se desarrolló hiperplasia, relacionada con la dosis, de las células ECL gástricas, así como tumores hepáticos y adenoma intersticial testicular. Se desconoce la importancia clínica de estos hallazgos.

 

INDICACIONES

Tratamiento de la úlcera duodenal y úlcera gástrica, esofagitis por reflujo y Síndrome de Zollinger – Ellison.

 

POSOLOGÍA

Dosis

30 mg al día.

 

MODO DE EMPLEO O FORMA DE ADMINISTRACIÓN

Administrar por vía oral con agua, preferiblemente en las mañanas, 1 hora antes del desayuno.

 

En pacientes con dificultad para deglutir formas sólidas, se puede romper la tableta o comprimido y dispersarlo (o si es una cápsula, vaciar su contenido) en medio vaso de agua o jugo de fruta ligeramente ácido (jugo de naranja, o de manzana) y beber de inmediato o dentro de los 30 minutos siguientes a la preparación de la mezcla. Si quedasen residuos en las paredes del vaso, añadir más agua o jugo para enjuagar y beber de inmediato. No triturar ni masticar los gránulos.

 

ADVERTENCIAS

Este producto debe ser administrado en el embarazo o cuando se sospeche de su existencia, ya que su inocuidad sobre el feto no ha sido comprobada. Tampoco durante la lactancia; ya que en animales de experimentación se demostró que el producto alcanza concentraciones desde 2 hasta 5 veces mayores en plasma fetal y en leche materna, en relación a las detectadas en el plasma de la progenitora que consume dicho producto.

 

En pacientes con insuficiencia hepática, la dosis diaria de lansoprazol no debe ser superior a 30 mg (incluso en síndrome de Zollinger – Ellison); en virtud de que puede agravar su estado y ocasionar toxicidad sistémica importante, debido a su metabolismo y excreción hepato – biliar predominante.

 

PRECAUCIONES

Cuando se sospeche la existencia de úlcera gástrica yo duodenal, la posibilidad de malignidad deberá ser descartada previamente al tratamiento con este producto; ya que el mismo puede aliviar los síntomas y retardar el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno.

 

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad al lansoprazol o a otros benzimidazoles sustituidos (esomeprazol, pantoprazol, omeprazol o rabeprazol) y a los constituyentes de la formulación.

 

REACCIONES ADVERSAS

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático

Leucopenia; trombocitopenia. Agranulocitosis; pancitopenia.

Trastornos gastrointestinales

Dolor abdominal; estreñimiento; diarrea; flatulencia; nauseas; vómitos. Sequedad de la mucosa oral; estomatitis; candidiasis gastrointestinal. Pancreatitis; anorexia; heces descoloridas.

Trastornos hepato-biliares

Aumento de las enzimas hepáticas. Hepatitis con o sin ictericia. Insuficiencia hepática; encefalopatía (en pacientes con enfermedad hepática pre-existente); necrosis hepática.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Hiponatremia. Hipomagnesemia; ganancia de peso; hiperglicemia.

Trastornos renales y urinarios

Nefritis intersticial. Hematuria; proteinuria; elevación de la creatinina sérica; infección del tracto urinario; glicosuria; frecuencia urinaria; dolor testicular.

Trastornos cardiovasculares

Edema periférico. Angina; taquicardia; bradicardia; palpitaciones; presión arterial elevada.

Trastornos del sistema nervioso

Cefalea. Mareos; parestesia; somnolencia; insomnio. Alteración del gusto; agitación; confusión; depresión. Agresividad; alucinaciones. Trastornos del sueño; temblor; apatía; ansiedad.

Trastornos respiratorios

Broncoespasmo. Epistaxis; infecciones del tracto respiratorio superior.

Trastornos músculo-esqueléticos

Fractura de cadera, muñeca y columna vertebral. Artralgias; mialgia. Debilidad muscular; calambres

Trastornos del oído y laberinto

Vértigo. Tinitus.

Trastornos oculares

Visión borrosa. Neuropatía isquémica óptica anterior; neuritis óptica, síndrome de ojo seco; irritación ocular; visión doble.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama

Ginecomastia.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Dermatitis; prurito; exantema; urticaria. Alopecia; fotosensibilidad. Eritema multiforme; necrólisis epidérmica tóxica; síndrome de Stevens- Johnson.

Trastornos del sistema inmunológico

Reacciones de hipersensibilidad, como: angioedema; fiebre, fatiga y shock anafiláctico.

Trastornos generales

Malestar general. Hiperhidrosis.

 

INTERACCIONES

Con medicamentos, alimentos y bebidas

Efectos de lansoprazol sobre otros fármacos

Fármacos con absorción dependiente del pH

Lansoprazol puede interferir en la absorción de otros fármacos en los casos en que el pH gástrico es crítico para la biodisponibilidad.

 

Atazanavir:

Un estudio ha demostrado que la administración concomitante de lansoprazol y atazanavir en voluntarios sanos produce una reducción sustancial de la exposición de atazanavir (una disminución aproximada del 90% en los valores de AUC y Cmáx.). Lansoprazol no debe administrarse en combinación con atazanavir.

 

Ketoconazol e itraconazol:

La absorción de ketoconazol e itraconazol por el tracto gastrointestinal se incrementa por la presencia de ácidos gástricos. La administración de lansoprazol puede dar lugar a concentraciones subterapéuticas de ketoconazol y de itraconazol, por lo que debe evitarse su asociación.

 

Digoxina:

La administración concomitante de lansoprazol y digoxina puede aumentar la concentración plasmática de digoxina. Por lo tanto, se debe vigilar la concentración plasmática de digoxina y, si es necesario, ajustar la dosis de este fármaco al inicio y al final del tratamiento con lansoprazol.

 

Fármacos metabolizados por enzimas P450

Lansoprazol puede causar un aumento de la concentración plasmática de los fármacos metabolizados por CYP3A4. Se recomienda precaución al asociar lansoprazol a otros fármacos que son metabolizados por esta enzima y que presentan un estrecho margen terapéutico.

 

Teofilina:

Lansoprazol reduce la concentración plasmática de teofilina, lo que puede dar lugar a una reducción del efecto clínico previsto a una determinada dosis. Se recomienda precaución al asociar estos dos fármacos.

 

Tacrolimus:

La administración concomitante de lansoprazol aumenta la concentración plasmática de tacrolimus (sustrato de CYP3A y P-gp). La exposición a lansoprazol aumentó la exposición media de tacrolimus en hasta un 81%. Cuando se inicia o finaliza un tratamiento concomitante con lansoprazol, se recomienda controlar la concentración plasmática de tacrolimus.

 

Efectos de otros fármacos sobre lansoprazol

Fármacos que inhiben CYP2C19

 

Fluvoxamina:

Debe considerarse una reducción de la dosis al asociar lansoprazol al inhibidor de CYP2C19 fluvoxamina. La concentración plasmática de lansoprazol aumenta hasta cuatro veces.

 

Fármacos que inducen CYP2C19 y CYP3A4

Los inductores de enzimas que afectan a CYP2C19 y CYP3A4, como la rifampicina y la hierba de San Juan (Hypericum perforatum), pueden reducir notablemente la concentración plasmática de lansoprazol.

 

Otros

 

Sucralfato y antiácidos:

El sucralfato y los antiácidos pueden disminuir la biodisponibilidad de lansoprazol. Por lo tanto, la dosis de lansoprazol debe tomarse por lo menos una hora después.

 

No se ha demostrado ninguna interacción clínicamente significativa entre lansoprazol y los antiinflamatorios no esteroideos, aunque no se han realizado estudios formales de interacciones.

 

SOBREDOSIS

Se desconocen los efectos de la sobredosis de lansoprazol en humanos (aunque es probable que la toxicidad aguda sea baja) y, en consecuencia, no pueden darse instrucciones para el tratamiento.

 

En caso de sospecha de sobredosis, el paciente debe monitorizarse. Lansoprazol no se elimina de manera significativa mediante hemodiálisis. Si es necesario, se recomienda el vaciado gástrico y el tratamiento sintomático y con carbón activado.

Boletín de Noticias

Calox International primer laboratorio de Genéricos en Venezuela.
Trabajamos siempre en brindar un amplio portafolio de productos de diversas líneas terapéuticas.
Para mantenerse al tanto sobre nuestros productos por favor coloque su correo electrónico: