BIOCOR HCT


Presentaciones

BIOCOR HTC 20 mg – 12,5 mg TABLETAS RECUBIERTAS

BIOCOR HTC 40 mg – 12,5 mg TABLETAS RECUBIERTAS

Principio(s) Activo(s)

Olmesartán Medoxomilo - Hidroclorotiazida

Código ATC

C09CA.08

Grupo Farmacológico

Antagonistas de Angiotensina II, combinaciones

VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Vía Oral

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

Farmacodinamia

El olmesartán medoxomilo es un antagonista competitivo de los receptores de la angiotensina II con actividad selectiva sobre el sub-tipo AT1, por el cual muestra una afinidad 12.500 veces superior a la registrada por el AT2. Bloquea la unión de la angiotensina II a sus receptores en el músculo liso, glándula suprarrenal y otros tejidos, inhibiendo así el efecto vasopresor del sistema reninaangiotensina, la síntesis y liberación de aldosterona y la reabsorción de sodio a nivel renal.

Tras la administración de una dosis única se obtiene una reducción eficaz y gradual de la presión arterial que se mantiene por 24 horas. Con el uso diario se evidencia un efecto antihipertensivo sustancial a las 2 semanas y una respuesta terapéutica óptima en 8 semanas.

La hidroclorotiazida es un diurético tiazídico que afecta los mecanismos tubulares renales de reabsorción de electrólitos, aumentando con ello la excreción de sodio y cloruro y, como resultado, generando una reducción del volumen de plasma y un aumento de la actividad de la renina plasmática y de la secreción de aldosterona que da lugar a un incremento de la pérdida de bicarbonato y potasio urinarios y a la consecuente reducción del potasio sérico. Tras su administración oral se aprecia un efecto diurético inicial en aproximadamente 2 horas que se hace máximo a las 4 horas y persiste por 6-12 horas.

Aunque no se conoce con exactitud su mecanismo de acción antihipertensiva, se postula que podría ser debido, al menos en parte, a una vasodilatación arteriolar directa y a una reducción de la resistencia periférica total.

La experiencia clínica revela que la combinación de olmesartán e hidroclorotiazida produce, por efecto aditivo, una respuesta antihipertensiva superior a la que se obtiene con ambos agentes por separado, que se hace evidente tras 1 semana de tratamiento y alcanza su máximo en aproximadamente 4 semanas.

Farmacocinética

Luego de su administración oral, el olmesartán medoxomilo es hidrolizado por esterasas en la mucosa intestinal y en la sangre portal durante su absorción en el tracto gastrointestinal y convertido en su forma activa, olmesartán, el cual alcanza concentraciones plasmáticas pico en aproximadamente 2 horas. Los alimentos no modifican su biodisponibilidad. La hidroclorotiazida se absorbe también eficientemente y genera concentraciones pico en 1.5-2 horas.

Una vez en plasma el olmesartán se distribuye unido a proteínas en un 99% y en modelos animales atraviesa la placenta y se excreta en la leche materna. La hidroclorotiazida se une a proteínas en un 68%, atraviesa la placenta y se excreta en pequeñas cantidades en la leche.

El olmesartán es eliminado como tal (sin metabolismo adicional) en un 60% por la bilis y el resto con la orina. Exhibe una vida media de eliminación promedio de 13 horas, que se incrementa en pacientes con insuficiencia renal. La hidroclorotiazida, también sin metabolizar, es excretada en su totalidad por la orina y muestra una vida media de eliminación de 10-15 horas que, al igual que el anterior, aumenta en presencia de falla renal.

Información pre-clínica sobre seguridad

En las pruebas de mutagenicidad con olmesartán medoxomilo e hidroclorotiazida, ambos agentes produjeron resultados positivos en el ensayo in vitro de aberraciones cromosómicas en células de pulmón del hámster chino y en el test de mutación de la timidina-kinasa. Con hidroclorotiazida se obtuvieron resultados positivos en el ensayo in vitro de Intercambio de cromátidas hermanas en células ováricas de hámster chino, en el ensayo de célula de linfoma de ratón y el ensayo de no disyunción en Aspergillus nidulans.

No se ha estudiado el potencial carcinogénico de la combinación olmesartán medoxomilo e hidroclorotiazida, ni de sus efectos sobre la fertilidad, dado que en las evaluaciones en tal sentido de ambos agentes por separado los resultados han sido negativos. Aunque en los estudios de reproducción no hubo evidencia de teratogenicidad en roedores tratados con la combinación, sí se registraron efectos fetotóxicos (bajo peso fetal).

INDICACIONES

Tratamiento de hipertensión arterial leve a moderada en pacientes que no responden a la monoterapia.

POSOLOGÍA

Dosis

Adultos: 20-40 mg de olmesartán medoxomilo asociados a 12,5 - 25 mg de hidroclorotiazida, una vez al día.

Dosis máxima diaria

40 mg de olmesartán medoxomilo- 25 mg hidroclorotiazida al día.

Dosis en pacientes especiales

1. Insuficiencia renal: No se requieren ajustes de dosificación de olmesartán medoxomilo en pacientes con depuración de creatinina > 60 ml/min. En pacientes con valores de 30-60 ml/min se recomienda usar con precaución y vigilar periódicamente la función renal. En pacientes con depuración < 30 ml/min está contraindicado. La hidroclorotiazida en pacientes con insuficiencia severa puede conducir a azotemia.

2. Insuficiencia hepática: En pacientes con insuficiencia hepática leve a moderada se recomienda iniciar olmesartán medoxomilo con una dosis de 10 mg una vez al día y ajustar, en caso necesario, sin superar los 20 mg/día. En pacientes con insuficiencia hepática severa no existen datos de seguridad. La insuficiencia hepática no afecta significativamente la farmacocinética de hidroclorotiazida.

3. Ancianos: No se requieren ajustes de dosificación, salvo que exista insuficiencia renal o hepática leve a moderada.

Modo de empleo o forma de administración

Administrar por vía oral con agua, con o sin las comidas y preferiblemente a la misma hora del día durante todo el tratamiento.

REACCIONES ADVERSAS

Se señalan a continuación las reacciones adversas reportadas con la administración individual del olmesartán medoxomilo y la hidroclorotiazida y que cabe esperar con el uso de la combinación.

Con olmesartán medoxomilo:

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático

Trombocitopenia.

Trastornos gastrointestinales

Dolor abdominal; diarrea; dispepsia; nauseas; vómitos.

Trastornos hepato-biliares

Aumento de enzimas hepáticas.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Hipertrigliceridemia; hiperuricemia. Hiperpotasemia.

Trastornos renales y urinarios

Hematuria; infección del tracto urinario. Insuficiencia renal; aumentos de creatinina plasmática.

Trastornos cardiovasculares

Angina de pecho, Hipotensión

Trastornos del sistema nervioso

Mareos; cefalea; fatiga, Letargia.

Trastornos respiratorios

Bronquitis; tos; faringitis; rinitis.

Trastornos músculo-esqueléticos

Artritis; dolor de espalda; dolor en los huesos. Mialgia. Espasmos musculares.

Trastornos del oído y laberinto

Vértigo.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Dermatitis alérgica; exantema; prurito; erupción; urticaria. Angioedema.

Trastornos del sistema inmunológico

Reacción anafiláctica.

Trastornos generales

Síndrome gripal; edema periférico. Astenia; edema facial; malestar general.

Con hidroclorotiazida:

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático

Anemia aplásica; depresión de médula ósea; anemia hemolítica; leucopenia; neutropenia; agranulocitosis; trombocitopenia.

Trastornos gastrointestinales

Dolor abdominal; estreñimiento; diarrea; irritación gástrica; meteorismo; nauseas; vómitos. Anorexia. Pancreatitis. Ileo paralítico.

Trastornos hepato-biliares

Colecistitis aguda; ictericia colestática intrahepática.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Hipercolesterolemia; hipertrigliceridemia; hiperuricemia. Glicosuria; hiperglicemia; hipercalcemia; hipocloremia; hipopotasemia; hipomagnesemia; hiponatremia. Alcalosis hipoclorémica.

Trastornos renales y urinarios

Aumentos de creatinina plasmática. Nefritis intersticial; falla renal.

Trastornos cardiovasculares

Hipotensión ortostática. Arritmias cardiacas; vasculitis; trombosis.

Trastornos del sistema nervioso

Confusión; mareo. Pérdida del apetito. Cefalea; apatía; depresión; inquietud; trastornos del sueño; convulsiones; parestesia.

Trastornos respiratorios

Dificultad respiratoria. Disnea; neumonía intersticial; edema pulmonar.

Trastornos músculo-esqueléticos

Debilidad muscular.

Trastornos del oído y laberinto

Vértigo.

Trastornos oculares

Agravamiento de miopía pre-existente. Sequedad del ojo; visión borrosa; xantopsia.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama

Disfunción eréctil.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Eritema; reacciones de fotosensibilidad; prurito; púrpura; erupción; urticaria. Reacciones lupus- similares; necrólisis epidérmica tóxica. Síndrome de Stevens-Johnson.

Trastornos del sistema inmunológico

Reacción anafiláctica.

Trastornos generales

Fiebre.

INTERACCIONES

Con medicamentos, alimentos y bebidas

El uso concomitante de olmesartán medoxomilo con medicamentos que aumentan los niveles séricos de potasio (heparina, inhibidores de la ECA) o con suplementos de potasio puede conducir a hiperpotasemia.

El efecto reductor de potasio de la hidroclorotiazida puede ser potenciado por la administración conjunta de medicamentos que producen hipopotasemia, como: corticoesteroides, ACTH, anfotericina, penicilina G sódica o derivados del ácido salicílico.

Los depresores del sistema nervioso central (barbitúricos, alcohol, narcóticos) pueden potenciar la hipotensión ortostática inducida por la combinación olmesartán medoxomilo-hidroclorotiazida

El uso con antiinflamatorios no esteroideos en pacientes con depleción de volumen, o deshidratados, ancianos o con función renal comprometida, puede conducir a falla renal aguda, así como a una reducción del efecto antihipertensivo de los diuréticos tiazídicos y del olmesartán medoxomilo. Si la combinación fuese necesaria, se recomienda extrema precaución y vigilancia periódica la función renal.

Se han descrito aumentos reversibles de las concentraciones séricas de litio y de sus efectos tóxicos durante el uso concomitante con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA). Adicionalmente, los diuréticos tiazídicos pueden reducir la depuración renal del litio e incrementar el riesgo de toxicidad. Ante la ausencia de experiencias con el uso combinado de olmesartán medoxomilo con hidroclorotiazida y litio, se recomienda evitar esta combinación. Si la combinación fuese necesaria, se recomienda extrema precaución y vigilancia periódica los niveles séricos de litio.

El uso combinado con aliskireno y/o con inhibidores de la ECA puede incrementar el riesgo de hipotensión, hiperpotasemia y falla renal aguda.

El uso combinado con aliskireno y/o con inhibidores de la ECA puede incrementar el riesgo de hipotensión, hiperpotasemia y falla renal aguda.

Las resinas de intercambio iónico como la colestiramina y el colestipol podrían reducir la absorción de la hidroclorotiazida y comprometer su eficacia terapéutica.

En pacientes diabéticos el efecto hiperglicemiante de la hidroclorotiazida podría obligar a un aumento de la dosis de los hipoglicemiantes orales o de la insulina.

La hidroclorotiazida puede potenciar el efecto de los relajantes musculares no despolarizantes.

Interferencia con pruebas de laboratorio

ADVERTENCIA

Generales

Previo al tratamiento con este producto se debe verificar el balance hidroelectrolítico del paciente y corregirlo en caso de alteración.

No se ha establecido la eficacia y seguridad de la combinación en menores de 18 años.

Durante el tratamiento se deben vigilar periódicamente los electrolitos séricos.

Manifestaciones indicativas de un desbalance hidro-electrolítico incluyen: sequedad de la boca, sed, debilidad, letargia, somnolencia, agitación, inquietud, confusión, convulsiones, dolor muscular o calambres, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia y alteraciones gastrointestinales como náuseas o vómitos.

En pacientes cuyo tono vascular y función renal dependen principalmente de la actividad del sistema renina-angiotensina-aldosterona (pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva grave o enfermedad renal subyacente, incluyendo estenosis de la arteria renal), el tratamiento con antagonistas de los receptores de la angiotensina II se ha asociado con hipotensión aguda, uremia, oliguria y, ocasionalmente, con insuficiencia renal aguda y muerte.

Los pacientes con hiperaldosteronismo primario, por lo general, son refractarios al tratamiento con antihipertensivos que actúan por inhibición del sistema renina-angiotensina. Por lo tanto, no es recomendable usar olmesartán medoxomilo en ellos.

Las alteraciones del equilibrio hidro-electrolítico durante el tratamiento con tiazidas en pacientes con disfunción hepática o enfermedad hepática progresiva pueden desencadenar un coma hepático.

La hidroclorotiazida puede causar la exacerbación o la activación del lupus eritematoso sistémico.

Durante el tratamiento se debe recomendar al paciente una dieta rica en potasio.

La hidroclorotiazida puede alterar la tolerancia a la glucosa y podría resultar necesario ajustar la dosis de los hipoglicemiantes orales o de la insulina en pacientes diabéticos.

PRECAUCIONES

Antes de iniciar tratamiento con olmesartán medoxomilo se debe descartar la posibilidad de embarazo y, así mismo, evitarlo durante el mismo.

Usar con precaución en pacientes con depleción de sodio y/o volumen, insuficiencia renal y/o hepática leve a moderada, insuficiencia cardíaca congestiva, estenosis de la arteria renal, estenosis valvular aórtica o mitral, cardiomiopatía hipertrófica obstructiva, diabetes, terapia con digitálicos y en ancianos.

Embarazo

Dado que existe evidencia clínica y experimental de fetotoxicidad (falla renal severa, oligohidramnios, hipoplasia pulmonar, retraso de la osificación craneana y muerte fetal) y toxicidad neonatal (falla renal, hipotensión, hiperpotasemia y muerte) asociada al uso de agentes que actúan sobre el sistema reninaangiotensina, se debe evitar el uso de este producto durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia. La hidroclorotiazida durante el 2do.y 3er. trimestre puede comprometer la perfusión feto-placenta y causar efectos adversos fetales y neonatales.

Dado que existe evidencia clínica y experimental de fetotoxicidad (falla renal severa, oligohidramnios, hipoplasia pulmonar, retraso de la osificación craneana y muerte fetal) y toxicidad neonatal (falla renal, hipotensión, hiperpotasemia y muerte) asociada al uso de agentes que actúan sobre el sistema reninaangiotensina, se debe evitar el uso de este producto durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia. La hidroclorotiazida durante el 2do.y 3er. trimestre puede comprometer la perfusión feto-placenta y causar efectos adversos fetales y neonatales.

Lactancia

Dado que no se conoce si el olmesartán medoxomilo se distribuye en la leche materna, ni se dispone de información sobre su seguridad durante la lactancia, se debe evitar su empleo en ese período. La hidroclorotiazida se excreta en la leche.

En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase la lactancia mientras dure el tratamiento.

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad al olmesartán medoxomilo o a otros antagonistas de los receptores de Angiotensina II, a la hidroclorotiazida y/o a los excipientes de la formulación.

No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche de su existencia.

Insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min).

Insuficiencia hepática severa, cirrosis hepática y colestasis de vías biliares.

Aldosteronismo primario.

SOBREDOSIS

Signos y síntomas

Ante la eventualidad de una sobredosis de olmesartán medoxomilo las manifestaciones más probables serían hipotensión y taquicardia; y podría observarse bradicardia si se presenta estimulación parasimpática (vagal). Con hidroclorotiazida los signos y síntomas más comunes observados tras una sobredosis son los que cabe esperar por la depleción de electrólitos (hipopotasemia, hipocloremia, hiponatremia) y la deshidratación resultante de una diuresis excesiva.

Tratamiento

En casos de ingestión reciente (menos de 60 minutos) practicar medidas orientadas a prevenir la absorción gastrointestinal del fármaco (emesis o lavado gástrico, según la condición del paciente, más carbón activado). En presencia de hipotensión severa y desequilibrio hidro- electrolítico practicar medidas correctivas y de estabilización del paciente. Tratamiento sintomático y de soporte. La eficacia de la hemodiálisis para remover al olmesartán y a la hidroclorotiazida es desconocida.

Boletín de Noticias

Calox International primer laboratorio de Genéricos en Venezuela.
Trabajamos siempre en brindar un amplio portafolio de productos de diversas líneas terapéuticas.
Para mantenerse al tanto sobre nuestros productos por favor coloque su correo electrónico: