AZITROMICINA


Principio (s) Activo (s)

Azitromicina 500 mg Tabletas Recubiertas / E.F.G.30.182/16

Código ATC

J01FA. 10

Grupo Farmacológico

Macrólidos, lincosamidas y estreptograminas

VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Vía oral.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

Farmacodinamia

La azitromicina es un antibiótico macrólido semi-sintético con actividad bacteriostática, aunque en concentraciones elevadas resulta bactericida frente a algunas especies. En patógenos sensibles se une a la sub-unidad ribosomal 50S, impidiendo la translocación del aminoacil ARN de transferencia y, con ello, la síntesis de proteínas.

La azitromicina ha demostrado actividad in vitro y en infecciones clínicas frente a bacterias Gram (+) y Gram (-) como: Gram (+): Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus pyogenes y Streptococcus agalactiae. Gram (-): Haemophilus influenzae, Haemophilus ducreyi, Moraxella catarrhalis, Neisseria gonorrhoeae y Legionella pneumophila. Otros microorganismos: Chlamydia trachomatis, Mycobacterium avium complex, Chlamydophilapneumoniae, Mycoplasma hominis y Mycoplasma pneumoniae.

Farmacocinética

Tras su administración por vía oral como tabletas o suspensión oral la azitromicina se absorbe parcialmente (38-52%) en el tracto gastrointestinal y la presencia de alimentos no afecta su biodisponibilidad. Sin embargo, cuando se administra como gránulos de liberación prolongada (dosis única de 2 g) la biodisponibilidad es de un 83% y los alimentos incrementan su concentración sérica y exposición sistémica (en comparación con las formas de liberación convencional) en un 115 y 23%, respectivamente.

Su unión a proteínas plasmáticas es variable e inversamente proporcional a la concentración sérica, ubicándose entre 7 y 51%. Se distribuye ampliamente a los tejidos y fluidos corporales generando concentraciones elevadas (hasta 50 veces superiores a las plasmáticas y persistentes hasta por 7 o más días después de la última administración). Se postula que a ello podría contribuir la fácil penetración de la azitromicina a los fagocitos y posterior transporte a los focos infecciosos donde se libera lentamente y acumula. No logra niveles efectivos en líquido cefalorraquídeo. Se distribuye también a la leche materna y atraviesa la barrera placentaria. Exhibe una vida media terminal de 68-72 horas.

Se excreta principalmente por vía biliar como azitromicina inalterada y en escasa proporción (6-12%) por la orina. Se han identificado al menos 10 metabolitos, inactivos todos, formados por Ndemetilación, O-demetilación, hidrólisis y/o hidroxilación de la molécula. No hay evidencia de intervención del sistema citocromo P-450.

La edad de los pacientes no influye en la farmacocinética de la azitromicina. En presencia de insuficiencia renal severa las concentraciones plasmáticas se incrementan en forma significativa. No se ha estudiado en pacientes con insuficiencia hepática.

Información preclínica sobre seguridad No se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico de la azitromicina. Los ensayos para determinar mutagenicidad resultaron negativos. Los estudios de toxicidad reproductiva en ratas y ratones no mostraron teratogenicidad. Sin embargo, con dosis de 100 y 200 mg/Kg/día se observó en las ratas un pequeño retardo en la osificación fetal y con dosis de 50 mg/Kg/día se registró un retardo también discreto en el desarrollo físico de las crías. No hubo efectos adversos sobre la fertilidad.

INDICACIONES

 Infecciones causadas por gérmenes sensibles a la azitromicina.

 Infecciones genitales no complicadas causadas por Chlamydia trachomatis.

 Infecciones genitales no complicadas causadas por Neisseria gonorrhoeae.

 Infecciones causadas por Mycobacterium avium complex (pacientes VIH positivos).

 Tratamiento de la infección ocular causada por Chlamydia trachomatis (Tracoma).

 Tratamiento de la faringitis causada por Estreptococos Pyogenes del grupo A.

 Tratamiento de la otitis media aguda.

POSOLOGÍA

Dosis Adultos y niños con peso superior a 45 Kg: 500 mg 1 vez al día por 3 días.

Niños mayores de 6 meses hasta un peso menor de 45 Kg: 10 mg/kg 1 vez al día por 3 días.

Alternativamente: 5 mg/Kg el primer día, seguido por 250 mg diarios por 4 días.

Infecciones genitales no complicadas causadas por Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae: Adultos: Dosis única de 1 g.

Infecciones por Mycobacterium avium complex (pacientes VIH positivos)Adultos 1200 mg semanalmente.

Tratamiento de la infección ocular causada por Chlamydia trachomatis (Tracoma)Adultos y Niños: 20 mg/Kg, dosis única.

Tratamiento de la faringitis causada por Estreptococos Pyogenes del grupo ANiños: 20 mg/Kg/día por tres (3) días.

Tratamiento de la otitis media agudaNiños: 30 mg/Kg, dosis única.

Dosis máxima diaria

Las dosis establecidas. El uso de dosis mayores no genera beneficio adicional alguno desde el punto de vista terapéutico y, por el contrario, podría ocasionar efectos adversos.

Dosis en pacientes especiales

Insuficiencia renal: No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia leve a moderada (tasa de filtración glomerular 10-80 mL/min). En pacientes con insuficiencia severa (tasa de filtración glomerular < 10 mL/min) se recomienda usar con precaución.

Insuficiencia hepática: No se ha descrito la necesidad de ajustar la dosificación en estos pacientes. Sin embargo, se recomienda usar con precaución.

Ancianos: No se requieren ajustes de dosificación.

MODO DE EMPLEO O FORMA DE ADMINISTRACIÓN 

Administrar con agua, con o sin las comidas y preferiblemente a las mismas horas del día durante todo el tratamiento.

ADVERTENCIAS

Durante tratamientos con azitromicina se han reportado manifestaciones alérgicas graves que incluyen angioedema, anafilaxia y reacciones dermatológicas como síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Por ello, se debe instruir a los pacientes a suspender de inmediato el tratamiento y notificar al médico en caso de aparición repentina de erupción generalizada u otras reacciones cutáneas, inflamación de los párpados, la nariz, la boca o la garganta y dificultad respiratoria, dado que podría constituir el inicio de una reacción de hipersensibilidad. Dado que la azitromicina tiene una vida media muy larga (68-72 horas), en caso de reacciones alérgicas al medicamento la observación del paciente y el tratamiento sintomático deben prolongarse por un período no menor de 6 días.

El uso de azitromicina está asociado a la posibilidad de prolongación del intervalo QT, torsión de puntas (torsades de pointes) y arritmias cardíacas potencialmente fatales. Los pacientes con mayor riesgo incluyen aquellos con cardiopatía preexistente, anormalidades electrolíticas y/o medicación concomitante que podría contribuir a su ocurrencia. Por ello, se recomienda usar con precaución extrema y previa consideración del balance riesgo/beneficio en pacientes con antecedentes o presencia de alteraciones cardiacas (arritmias ventriculares, bradicardia, prolongación del intervalo QT, enfermedad isquémica y/o insuficiencia cardiaca) o condiciones potencialmente arritmogénicas (hipopotasemia o hipomagnesemia no compensadas), así como su combinación con otros agentes con efectos cardíacos similares (ver "INTERACCIONES"). Los pacientes de edad avanzada resultan particularmente susceptibles a la posibilidad de dicha reacción.

Dado que con el uso de antibióticos en general se han reportado casos graves de diarrea y colitis pseudomembranosa asociados a Clostridium difficile, se debe considerar dicha posibilidad con la azitromicina ante la aparición repentina de diarrea intensa y persistente con náuseas, dolor abdominal y fiebre durante el tratamiento o hasta 2 meses después de finalizado el mismo. Los pacientes deben ser informados de este riesgo e instruidos a notificar de inmediato al médico si ello ocurre.

Con el uso de azitromicina se han descrito casos de miastenia gravis y exacerbación de miastenia preexistente.

La eficacia y seguridad de la azitromicina por vía IV en menores de 18 años no ha sido establecida.

El uso prolongado puede ocasionar sobrecrecimiento de organismos resistentes o no susceptibles, incluyendo hongos patógenos.

Se debe advertir a los pacientes ambulatorios la importancia de no alterar la dosificación ni interrumpir el tratamiento antes del tiempo previsto, aunque hayan desaparecido los síntomas de la infección.

PRECAUCIONES

Usar con precaución en pacientes con insuficiencia hepática, insuficiencia renal grave (tasa de filtración glomerular < 10 mL/min) y en ancianos.

Embarazo

Aunque no se ha evidenciado teratogenicidad en ensayos experimentales con la azitromicina, no hay estudios clínicos adecuados que demuestren su seguridad en mujeres embarazadas. Por lo tanto, su uso durante la gestación debe limitarse a situaciones de estricta necesidad, en las que los beneficios del tratamiento a la madre superen claramente los riesgos potenciales sobre el feto. No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia a menos que, a criterio médico, el balance riesgo/beneficio sea favorable.

Lactancia

Dado que se ha demostrado que la azitromicina se distribuye en la leche materna en pequeñas cantidades, su empleo durante la lactancia dependerá de la consideración del balance riesgo/beneficio. No se administre durante la lactancia, a menos que el médico lo indique.

CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad a la azitromicina, a otros antibióticos macrólidos y a los componentes de la formulación.

REACCIONES ADVERSAS

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático Cuenta linfocitaria disminuida, cuenta de eosinófilos aumentada. Leucopenia, neutropenia. Trombocitopenia, anemia hemolítica. 

Trastornos gastrointestinales Nauseas; dolor abdominal, flatulencia, diarrea. Vómito, dispepsia. Gastritis, constipación, candidiasis oral. Pancreatitis, colitis pseudomembranosa, descoloración de la lengua.

Trastornos hepato-biliares Hepatitis, elevación de enzimas hepáticas, hiperbilirrubinemia. Función hepática anormal. Insuficiencia hepática, hepatitis fulminante, necrosis hepática, ictericia colestática.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición Anorexia; bicarbonato en sangre disminuido. Niveles de potasio alterados.

Trastornos renales y urinarios Aumentos de urea y creatinina sérica. Insuficiencia renal aguda, nefritis intersticial.

Trastornos cardiovasculares Palpitaciones, dolor torácico, edema. Hipotensión, arritmias (incluyendo taquicardia ventricular), prolongación del intervalo QT, torsión de puntas (torsades de pointes).

Trastornos del sistema nervioso Cefalea, mareo, parestesia, disgeusia. Nerviosismo, hipoestesia, insomnio, somnolencia. Agitación. Ansiedad, agresión, síncope, ageusia, parosmia, anosmia, hiperactividad psicomotora, miastenia gravis, convulsiones.

Trastornos musculoesqueléticos Artralgia.

Trastornos del oído y laberinto Pérdida de la audición. Trastornos auditivos, tinnitus. Vértigo.

Trastornos oculares Trastornos visuales.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama Infección vaginal.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo Erupción, prurito. Síndrome de Stevens-Johnson, fotosensibilidad, urticaria. Necrólisis epidérmica tóxica, eritema multiforme.

Trastornos del sistema inmunológico Hipersensibilidad, angioedema. Reacción anafiláctica.

Trastornos generales Dolor e inflamación en el sitio de la inyección, fatiga. Malestar general, astenia.

INTERACCIONES

Con medicamentos, alimentos y bebidas Durante la fase de post-comercialización de azitromicina se han comunicado casos de potenciación del efecto de anticoagulantes orales de tipo cumarínicos (como warfarina) tras la administración concomitante. Por ello, en caso de ser necesaria la combinación, se recomienda precaución y vigilancia del tiempo de protrombina durante el tratamiento.

La administración oral de una dosis única de ciclosporina posterior a un curso de azitromicina de 500 mg/día por 3 días, produjo un aumento considerable de las concentraciones séricas pico y de la cantidad total absorbida de ciclosporina.

Los antiácidos que contienen hidróxido de aluminio y/o magnesio pueden disminuir la absorción gastrointestinal de la azitromicina.

Debido a la posibilidad teórica de ergotismo se recomienda evitar la coadministración de azitromicina y derivados del ergot, como ergotamina o dihidroergotamina.

El nelfinavir puede aumentar las concentraciones plasmáticas de azitromicina y el consecuente riesgo de sus efectos adversos. En caso de tratamientos conjuntos se recomienda precaución y vigilancia del paciente.

Su co-administración con medicamentos que producen prolongación del intervalo QT podría incrementar el riesgo en tal sentido. Algunos fármacos con este potencial incluyen: antiarrítmicos clase IA (como quinidina, disopiramida y procainamida) o clase III (como amiodarona y sotalol), antidepresivos (como citalopram, fluoxetina y tricíclicos), antihistamínicos (como astemizol), antipsicóticos (como haloperidol y clorpromazina), domperidona y ondansetrón, entre otros.

Con otros macrólidos se han descrito aumentos de las concentraciones plasmáticas de digoxina y de sus consecuentes efectos adversos presumiblemente debido a la inhibición de la proteína transportadora glicoproteína-P, de la cual la digoxina es sustrato. Por ello, durante el uso simultáneo de azitromicina y digoxina se debe considerar dicha posibilidad.

Interferencia con pruebas de laboratorio No se han descrito.

SOBREDOSIS

Signos y síntomas

La sobredosis oral de azitromicina puede provocar síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, vómito, náuseas y diarrea.

Tratamiento

Tratamiento sintomático y de soporte, según necesidad.

Boletín de Noticias

Calox International primer laboratorio de Genéricos en Venezuela.
Trabajamos siempre en brindar un amplio portafolio de productos de diversas líneas terapéuticas.
Para mantenerse al tanto sobre nuestros productos por favor coloque su correo electrónico: