ALBENDAZOL


Principio (s) Activo (s)
Albendazol 200 mg Tabletas Masticables / E.F.G.35.827/14
Código ATC
P02CA03
Grupo Farmacológico
Antinemátodos

VIA DE ADMINISTRACIÓN:
Vía oral

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS:

Farmacodinamia

El Albendazol es un agente benzimidazol-derivado con actividad antihelmíntica (ovicida, larvicida y vermicida). Como mecanismo de acción se postula que provoca una degeneración selectiva de los microtúbulos citoplasmáticos en las células intestinales del parásito que conduce a trastornos en la captación de glucosa y a depleción de los depósitos de glucógeno. Como resultado se produce un déficit en la producción intracelular de energía (ATP) que provoca la inmovilización y subsecuente muerte del helminto. Ha demostrado eficacia clínica frente a parásitos intestinales como: Enterobius vermicularis, Ascaris lumbricoides, Cysticercus cellulosae (forma larval de la Taenia solium), Ancylostoma duodenale, Necator americanus, Strongyloides stercoralis, Trichuris trichiura, Echinococcus granulosus, Echinococcus multilocularis, Clonorchis sinensis, Toxocara canis, Toxocara cati, Mansonella perstans, Gnathostoma spinigerum, Encephalitozoon hellem, Encephalitozoon intestinalis, Encephalitozoon cuniculi, Brachiola vesicularum, Trachipleistophoraspp., Pleistophora spp., Vittaforma corneae y Giardia lamblia.

Farmacocinética

Tras su administración por vía oral el Albendazol es pobremente absorbido (<5%) en el tracto gastrointestinal debido a su escasa solubilidad acuosa. Durante la absorción es rápidamente convertido por efecto metabólico de primer paso en albendazol-sulfóxido, metabolito al que se atribuye la acción antihelmíntica y que alcanza concentraciones séricas pico en 2-5 horas. La administración simultánea con alimentos grasos incrementa hasta 5 veces su biodisponibilidad. Se une a proteínas plasmáticas en un 70% y se distribuye ampliamente en el organismo, incluyendo al líquido cefalorraquídeo. En animales difunde a la leche materna, pero se desconoce si ocurre lo mismo en humanos. El Albendazol-sulfóxido es posteriormente degradado en el hígado a productos inactivos que se excretan por la bilis y en pequeña proporción por la orina. Su vida media de eliminación oscila entre 8 y 12 horas. En pacientes con obstrucción extra-hepática sus niveles plasmáticos aumentan en forma considerable y su vida media puede elevarse hasta 31.7 horas. No se ha estudiado la farmacocinética en pacientes con disfunción renal.

INDICACIONES:
Parasitosis intestinales simples y mixtas causadas por patógenos sensibles.

POSOLOGIA:                                                                                                                         

Adultos y niños mayores de 2 años:

- Ascariasis (Ascaris lumbricoides): Dosis única de 400 mg.

- Anquilostomiasis (Ancylostoma duodenale y Necator americanus): Dosis única de 400 mg.

- Himenolepiasis: 400 mg/día por 3 días continuos.

- Enterobiasis (Enterobius vermicularis): Dosis inicial de 400 mg, seguida por una dosis adicional de 400 mg después de 2 semanas.

- Tricocefalosis (Trichuris trichiura): 400 mg/día por 3 días continuos.

- Teniasis (Taenia solium): 400 mg/día por 3 días continuos.

- Estrongiloidiasis (Strongyloides stercoralis): 400 mg una vez al día por 3 días continuos.

Niños de 2 a 11 años:

- Giardiasis (Giardia lamblia): 400 mg/día por 5 días continuos.

MODO DE USO:
Masticar completamente la tableta antes de tragarlo y tomar ¼ ó ½ vaso de agua después de cada administración. Administrar siempre junto con los alimentos (preferiblemente grasos) y a las mismas horas del día durante todo el tratamiento).

ADVERTENCIAS:
Con el uso del Albendazol se han reportado reacciones hematológicas graves y potencialmente fatales como: supresión de la médula ósea, anemia aplásica, granulocitopenia y pancitopenia. Por tal razón, cuando se usa por tiempo prolongado se debe realizar un conteo sanguíneo completo al inicio del tratamiento y cada 2 semanas durante el mismo; y si se observa alguna alteración importante en los valores, suspender de inmediato la terapia. Los pacientes con enfermedad hepática resultan más susceptibles a la posibilidad de la mielosupresión, por lo cual requieren vigilancia continua.
Con el uso del Albendazol se han reportado reacciones hematológicas graves y potencialmente fatales como: supresión de la médula ósea, anemia aplásica, granulocitopenia y pancitopenia. Por tal razón, cuando se usa por tiempo prolongado se debe realizar un conteo sanguíneo completo al inicio del tratamiento y cada 2 semanas durante el mismo; y si se observa alguna alteración importante en los valores, suspender de inmediato la terapia. Los pacientes con enfermedad hepática resultan más susceptibles a la posibilidad de la mielosupresión, por lo cual requieren vigilancia continua.
Se debe advertir a los pacientes la importancia de no alterar la dosificación ni interrumpir el tratamiento antes del tiempo previsto, aunque hayan desaparecido los síntomas de la parasitosis.
Administrar el medicamento siempre con los alimentos para incrementar su biodisponibilidad.

PRECAUCIONES:
En pacientes tratados con Albendazol por tiempo prolongado se han descrito elevación de transaminasas, insuficiencia hepática aguda y hepatitis. Debido a ello, se recomienda realizar pruebas de la función hepática antes de comenzar el tratamiento y periódicamente (cada 2 semanas) durante su desarrollo. De llegar a ocurrir un aumento de las enzimas a más del doble de su nivel normal, se debe suspender la medicación. La posibilidad de reiniciar la terapia tras la normalización de las enzimas dependerá en cada caso de la situación clínica y la consideración del balance riesgo/beneficio.
Previo al inicio de un tratamiento con Albendazol en mujeres con edad reproductiva y vida sexual activa se debe descartar la posibilidad de un embarazo inadvertido. Así mismo, se debe recomendar a estas pacientes el empleo de medidas anticonceptivas durante el tratamiento y hasta 1 mes después de su finalización.

Embarazo
Dado que en los ensayos experimentales con Albendazol se ha evidenciado teratogenicidad y embriotoxicidad con dosis inclusive inferiores a las equivalentes usadas en humanos y no existen estudios clínicos adecuados que demuestren su seguridad en mujeres embarazadas, se debe evitar su empleo durante la gestación o cuando se sospeche su existencia.

Lactancia
Dado que el Albendazol se excreta en la leche materna y no se conoce la seguridad de su administración durante la lactancia, se recomienda evitar su empleo en ese período. En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, se deberá suspender la lactancia mientras dure el tratamiento.

CONTRAINDICACIONES:
Hipersensibilidad al Albendazol o a los excipientes de la formulación. No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia.

REACCIONES ADVERSAS:
Trastornos del sistema sanguíneo y linfático: Leucopenia. Supresión de la médula ósea, granulocitopenia, anemia aplásica, trombocitopenia, agranulocitosis, pancitopenia.
Trastornos gastrointestinales: Nauseas, vómitos, dolor abdominal. Diarrea.
Trastornos hepato-biliares: Elevación de las enzimas hepáticas. Falla hepática aguda, hepatitis.
Trastornos renales y urinarios: Falla renal aguda.
Trastornos del sistema nervioso: Cefalea. Mareos, signos de irritación meníngea y aumentos de la presión intracraneal (en pacientes con neurocisticercosis). Convulsiones.
Trastornos del oído y laberinto: Vértigo.
Trastornos oculares: Visión borrosa
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Alopecia reversible. Eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson.
Trastornos del sistema inmunológico: Erupción, prurito, urticaria.
Trastornos generales: Fiebre.

INTERACCIONES:
Con medicamentos, alimentos y bebidas
Se ha reportado que la Cimetidina, Dexametasona y el Praziquantel aumentan hasta en un 50% los niveles séricos del metabolito activo Albendazol-sulfóxido.
En pacientes con neurocisticercosis tratados con Albendazol se ha evidenciado que anticonvulsivantes como la carbamazepina, el fenobarbital y la fenitoína reducen significativamente las concentraciones plasmáticas del Albendazol-sulfóxido.
La co-administración de Albendazol con alimentos ricos en grasas aumenta hasta 5 veces las concentraciones plasmáticas del Albendazol-sulfóxido.

SOBREDOSIS:
Signos y síntomas
No se han descrito casos graves de sobredosificación con Albendazol En principio, no cabe esperar manifestaciones distintas a las reportadas como reacciones adversas con el uso de dosis terapéuticas, aunque probablemente de mayor severidad.

Tratamiento
Tratamiento sintomático y de soporte.

Boletín de Noticias

Calox International primer laboratorio de Genéricos en Venezuela.
Trabajamos siempre en brindar un amplio portafolio de productos de diversas líneas terapéuticas.
Para mantenerse al tanto sobre nuestros productos por favor coloque su correo electrónico: